P: 635 12 71 55 · M: 610 96 78 38 hola@disciplinapositivavalencia.es

Disciplina positiva, mi experiencia

Educar es muy difícil. Hoy mismo hablaba con unos amigos: “te piden títulos para todo, menos para ser padres”. Y justamente esto ¡es lo más importante y para lo que más formación tendríamos que tener! Tal vez suena muy raro, pero es cierto que educar es (y así lo creo) la tarea más difícil que existe en el mundo.

No sé por dónde empezar a contaros mi experiencia. Pero lo que sí tengo claro es que a mí, la Disciplina Positiva me ha cambiado. Me ha dado las herramientas para ayudarme a conseguir aquello que he querido siempre: educar con amor.

 

Cuando uno ama a alguien quiere lo mejor para esa persona, no lo más cómodo. Muchas veces se confunde el amor con “yo quiero mucho a mi hijo y le dejo hacer todo lo que quiera porque no pretendo que sufra” … o, “yo quiero mucho a mi hijo y por eso en esta casa se hace lo que yo digo y porque lo digo yo, que soy el que sabe”… y entonces nos olvidamos de ellos, de escucharles, de amarles.

Educar con amor no es ser un sargento y tampoco es consentir al niño y ceder a todo lo que él diga. Educar con amor es acompañar al niño, guiándolo, siendo firme y amable al mismo tiempo. Tarea difícil y que requiere de un gran esfuerzo por parte del adulto (¡nadie dijo que ser padre fuese fácil! – Llámese padre, pero también educador, maestro, profesor…).

Yo descubrí la disciplina positiva gracias a Patri. Al principio quedé expectante, me gustó, vi que podía ayudarme en muchos aspectos de mi vida (no sólo en la educación de nuestro hijo) pero tampoco es que empezase a ponerlo mucho en práctica. A medida que continué con la formación, a leer y a prepararme para saber qué significaba todo esto, es cuando empezó a ser tangible en mi vida toda esta realidad.

¿Qué es la Disciplina Positiva?

Es facilitadora de herramientas para poder educar con amor. Es trabajo diario.

¿Qué no es la Disciplina Positiva?

No es una varita mágica que tiene soluciones para todo en cualquier momento y situación. No es magia.

 

¿Qué ha supuesto la Disciplina Positiva en mi vida?

Ha supuesto un cambio especialmente en la forma de educar a mi hijo y de relacionarme con los demás.

¿Qué me enganchó?

Que la Disciplina Positiva propone y tú acoges. Y en la medida en la que tú acoges pones en práctica. No me sentí obligada ni forzada a cambiar mi vida. Descubrí que estas herramientas que me ofrecía las podía coger o no, ponerlas en práctica o no, pero que cuando lo hacía, las cosas cambiaban mucho mucho.

¿Porqué se ha quedado en mi vida?

Porque realmente he visto que es efectiva.

¿Mi vida es una auténtica Disciplina Positiva?

No, seamos realistas, soy humana y tengo mi historia, pero es cierto que no soy la misma. ¿Que puedo exasperarme y decir alguna cosa que tal vez no es la más adecuada? Claro. ¿Que de vez en cuando la histérica que llevo dentro sale a la luz? Claro. ¿Que en momentos de flaqueza alguna vez me dan ganas de recurrir a los castigos? También. Pero también es cierto que he aprendido a controlarme, he descubierto el tiempo fuera positivo, cómo emplearlo y por qué, que no puedo mantener una conversación cuando alguno de los cerebros que forman parte de la misma no están en modo “racional”, que no es lo mismo el “porque lo digo” que “porque lo habíamos acordado así” y tantas y tantas cosas que os podría poner como ejemplo.

Creo que he hecho un pequeño resumen de lo que es la Disciplina Positiva y de lo que me ha aportado personalmente. Si alguna vez te entra el gusanillo y quieres descubrirlo por ti mismo/a estaremos encantadas de acercarte a ella.

Un abrazo y hasta pronto.

 

Si os ha gustado u os ha resultado útil esta entrada, por favor compartid ¡Muchas gracias!

También podéis seguir a Disciplina Positiva Valencia. A su altura en FacebookInstagram, y apuntaros a la newsletter de la home para no perderos nada.